No Comments

“No me importa contar cosas terribles si consigo hacerlas divertidas”, dice Lucia Berlin en “Silencio”, Algunos de los cuarenta y no ha transpirado 3 cuentos recogidos en Manual para hembras sobre la limpieza, mas sobre la mitad sobre los setenta asi­ como seis que publico a lo largo sobre su vida

“No me importa contar cosas terribles si consigo hacerlas divertidas”, dice Lucia Berlin en “Silencio”, Algunos de los cuarenta y no ha transpirado 3 cuentos recogidos en Manual para hembras sobre la limpieza, mas sobre la mitad sobre los setenta asi­ como seis que publico a lo largo sobre su vida

La tragica felicidad sobre Lucia Berlin

Nacida en Alaska, hija sobre un ingeniero en minas que haria de diferentes lugares y no ha transpirado multiples traslados un estilo sobre vida que en su madurez la novia asumiria igual que personal (“debo llevar unas doscientas mudanzas a cuestas”, recordo alguna vez) asi­ como sobre una madre alcoholica y no ha transpirado distraido, que todos los dias olvidaba suicidarse si bien cada tanto lo intentaba carente demasiado triunfo, Berlin tuvo una existencia atormentada desplazandolo hacia el pelo muchas veces afortunado. Sufrio sobre una escoliosis doble que la obligo an usar un corse ortopedico durante largos periodos, lucho contra un alcoholismo recurrente asi­ como escaso luego sobre las treinta anos, con 3 divorcios a cuestas y cuatro hijos que crio practicamente a solas, dio a reconocer su primera recopilacion sobre cuentos que De ningun modo llegaron al enorme publico ni pudieron estropear el circuito de las pequenas editoriales.

Aunque, como dice en el prologo de este ejemplar la Asimismo cuentista Lydia Davis, “Siempre he tenido fe en que las superiores escritores tarde o temprano suben (…) y acaban por cosechar el examen que se les debe: se hablara sobre su reforma, se les citara, se les comentara en especie, se llevaran an escena, al cine, se les pondra musica a las textos, se recogeran en antologias”. Y no ha transpirado algo de este modo esta pasando con Berlin en aquellos dias. El anualidad ayer, desplazandolo hacia el pelo a instancias de la misma Davis asi­ como sobre las escritores Barry Gifford asi­ como Stephen Emerson, la reputada editorial estadounidense publico esta florilegio que sobre inmediato se ubico en las primeros sitios sobre liquidacion segun The New York Times, que enseguida comenzo an acontecer traducida a varios idiomas y no ha transpirado que llevo https://datingmentor.org/es/willow-review/ a la critica especialista a la autora con Ernest Hemingway asi­ como Raymond Carver. Toda la resurreccion.

Cuando Lucia tenia cinco anos, el progenitor fue movilizado desplazandolo hacia el pelo partio rumbo a las frentes sobre la segunda conflagracion. Ella y su hermana inferior debieron continuar a su origen rumbo a El Paso, Texas, en donde vivian su desaprensiva abuela materna y su abuelo, un notable dentista que no obstante se habia dejado vencer por el alcohol desplazandolo hacia el pelo por la siniestra vanidad. Al retroceder su padre, la casa marcho rumbo a Chile, a donde estuvieron instalados por un buen tiempo. A mediados de las 50 Lucia estaba estudiando en la Universidad nuevamente Mexico y Ahora se habia casado con un escultor que la dejaria luego del segundo inconveniente. Anos despues se volveria a casar, ahora con un musico de jazz, Race Newton, con quien viviria en novedosa York hasta abandonarlo de seguir a otro musico, Buddy Berlin, su tercer marido, padre sobre sus 2 ultimos hijos, heroinomano condenado desplazandolo hacia el pelo amable a quien siguio a Mexico y de el que pudo separarse recien. Jacques Lacan decia que el adulto seri­a el unico animal que tropieza 2 veces con la misma canto, y no ha transpirado disfruta. La femina igualmente lo hace con la misma frecuencia.

Apreciar la realidad

Seria comodo ubicar la narracion de Berlin en el interior del movedizo escenario sobre la emplazamiento autoficcion, genero tan practicado por estas latitudes desplazandolo hacia el pelo que puede llevarnos desde el mas desgarrador testimonio personal convertido en elevada literatura (como podri­a ser El furgon sobre las locos, sobre Carlos Liscano, o Intima, sobre Roberto Apratto) inclusive los mas pueriles ejercicios de mitomania (la relacion resultaria tan larga igual que tediosa). Lo cierto es que de el anterior asi­ como breve esbozo biografico de Berlin surge el corazon sobre las cuentos. Ella escribio Cuando las imagenes que poblaban las relatos debian “conectar con la vivencia intensa concreta” y en otra oportunidad agrego que en las historias de un manera debia “producirse una minima alteracion sobre la realidad. La transformacion, nunca una distorsion sobre la verdad. El relato exacto deviene la certeza, no unico de quien escribe, Ademi?s Con El Fin De quien lee. En cualquier escrito bien escrito lo que nos emociona no es identificarnos con una etapa, sino admitir esa verdad”.

Comments (0)